La verdad sobre la Luna y la Menstruación: ciencia y antropología

Veo que no hay ningún artículo que haya tratado seriamente el tema, y me gustaría que lo debatiéramos con todos los datos posibles sobre la mesa. Dado que no tengo ni idea de esto pero me gustaría aprender, me he dedicado a hacer lo que mejor se me da: traducir. Todos los fragmentos tienen su consiguiente fuente, así que cualquier observación propia sobra por mi parte, pues todas coinciden con lo que siempre he pensado.
(Nota de la traductora: Boadiccea).

“Algunos autores creían que las mujeres que vivían en sociedades sin luz artificial ovulaban con la Luna llena y menstruaban con la Luna nueva. Algunos estudios sobre humanos y animales han descubierto que la luz artificial de noche influye en el ciclo menstrual en humanas y en el ciclo de los ratones (los ciclos son más regulares cuando no hay luz artificial), pese a que ninguno ha demostrado que la sincronización de los ciclos menstruales de las mujeres estén sincronizados con el ciclo lunar. También se ha dicho que la exposición a luces fuertes por la mañana hace que los ciclos sean más regulares. (…)”
(Extraído de Wikipedia: http://en.wikipedia.org/wiki/Menstrual_cycle )

I. En la visión científica:

Extractos de: “Melatonin, menstruation, and the moon” de Sari Cohen.

“La relación entre los ciclos de la Luna y la menstruación es tan fundamental que ambos fenómenos están relacionados lingüísticamente. Los términos ‘Luna’ y ‘menstruación’ comparten la misma raíz latina [mensis ‘mes’] y griega [mene ‘Luna’]. Varias religiones y culturas han reconocido el vínculo entre las mujeres y la Luna. La medicina tradicional china enlaza la Luna con lo femenino, o el principio del ‘yin’. La tradición judía dicta que las mujeres deberían celebrar el Rosh Chodesh, la Luna nueva. Varias culturas han asignado a la Luna una diosa, desde la Ishtar babilónica hasta la griega Artemis. Esta conexión es visible en prácticas religiosas, espirituales y hasta medicinales. La herbalista Rosemary Gladstar escribe que “todo el fluje energético de la tierra responde a los ciclos lunares” y recomendaba a las pacientes que sufrían amenorrea que se fijaran en el ciclo lunar cuando se trataran con terapias herbales para regular su menstruación. Pese a que está claro que el ciclo menstrual dura más o menos lo mismo que el ciclo lunar, el motivo de esta relación no es tan obvio.

La glándula pineal secreta melatonina y contiene TRH, somatostaína, GnRH y norepinephrina. La Melationina, también llamada N-Acetyl-5-methoxy-tryptamina, es un derivado del tryptophan. La pineal libera melatonina en el fluido cerebroespinal y al sistema circulatorio general. La secreción de melatonina aumenta o disminuye dependiendo de la oscuridad y la hipoglucemia. Esta hormona primariamente nocturna es muy conocida por su habilidad como inductora del sueño y su rol en el ritmo circadiano. Murray y Pizzorno observan que también posee efectos antioxidantes. Otras funciones importantes incluyen la actividad anti tumoral y anti-envejecimiento.

(…) Sabemos que el ciclo menstrual y el ciclo lunar coinciden y que la glándula pineal es sensible a la exposición lumínica y que está relacionada con la función gonadal. ¿Están relacionados de alguna forma estos procesos? En una búsqueda preliminar y en la literatura científica sobre la glándula pineal, la melatonina, la menstruación, y los ciclos lunares, un buen número de hechos coincidentes emergen. El análisis de estos datos me lleva a proponer que la Luna influencia el ciclo menstrual a través de interacciones (posiblemente vestigios) entre la exposición a la luz de la Luna y la liberación de melatonina. Estas proposiciones no están explícitamente probadas en estudios dada la ausencia de investigación que se ha hecho en este campo. (…)

Si la actividad pineal y la secreción de melatonina se ven afectadas por los cambios estacionales de luz, sería lógico pensar que los cambios de luz lunas también causarían efecto en esta glándula. La literatura científica que trata la relación entre el ciclo lunar y la melatonina es muy dispersa. Un ensayo de Law, “The Study of Menstrual Cycle and its Relationship to the Moon,” afirmaba que la mayoría de sujetos menstruaban durante la Luna nueva, con una correlación entre los niveles de melatonina y las fases de la Luna. De todos modos, los investigadores sólo midieron los niveles de melatonina en pocos sujetos, no en todo el rango. Otro estudio que examinaba la secreción de melatonina en pájaros concluyó que la secreción de esta hormona era más alta en la Luna nueva y que era más baja en Luna llena.
Desde que la liberación de melatonina se ve estimulada por la oscuridad, no es sorprendente que los niveles cenitales de melatonina tuvieran lugar durante la fase oscura de la Luna. La conclusión lógica es que la melatonina se vería modulada no solo por las variaciones diurnas de luz, sino por las variaciones mensuales en la iluminación lunar en los lugares en los que la luz de la Luna es marcadamente visible. (…)”
todo el artículo aquí:
http://findarticles.com/p/articles/mi_m0ISW/is_259-260/ai_n10299307

Sobre otras visiones científicas:
http://www.westonaprice.org/women/fertility.html

II. En la visión antropológica:

“En sociedades cazadoras y recolectoras donde no usan el control de natalidad, la menstruación es un evento distinto y el estado menstrual de una mujer se hace saber explícitamente, por lo que todos los miembros de esa sociedad saben que ella atraviesa un momento ‘sagrado’ o ‘especial’. Típicamente, no se la permite cocinar ni permitir que haya sexo hasta que el sangrado termine. La menstruación de una joven es a menudo un evento que celebrar en esas culturas. En algunas culturas, como la de los Dogon, las mujeres se mantienen en una cabaña especial durante su período menstrual.
Mientras que esas restricciones en la menstruación han sido interpretadas por muchos como prueba del dominio masculino sobre las mujeres, otros autores que han interpretado estas tradiciones las consideran potenciadoras de lo femenino. Un ejemplo es el de las mujeres Khoisan en el Kalahari, que son ritualmente más poderosas cuando menstrúan. En su cabaña especial, la ‘Nueva Doncella’ se considera inviolable – y solo con un chasquido de sus dedos puede eliminar a un hombre que no la respete. Como prueba del respeto que le brindan a la sangre menstrual, se ofrecen ejemplos de inducción de sangrado genital masculino (…) sobretodo en ritos iniciatorios masculinos.”
(Extraído de Wikipedia: http://en.wikipedia.org/wiki/Culture_and_menstruation )

“La información sobre la menstruación entre los celtas es muy muy escasa. Una imagen del cuento mítico “The Ta/in” muestra a la diosa Medbh creando lagos y charcas con sus fluidos corporales. Me inclino a pensar que usaba sangre menstrual, pues los textos médicos más tardíos establecen una correspondencia entre el agua del cosmos y la sangre en los humanos. De todos modos, esto no está corroborado. (Véanse los dos libros de Bruce Lincoln,”Myth, Cosmos, and Society” y “Death, war, and Sacrifice.”)”
(Extraído del Museum of Menstruation: http://www.mum.org/religcel.htm )

“El autor romano Plinio consignaba en su Historia Natural (Libro 7, capítulo 13): “Aproximarse a una mujer en este estado [entiéndase menstruación] tornará el vino agrio, las semillas que sean tocadas por ella se volverán estériles, los injertos se secarán, las plantas resecadas y la fruta se caerá del árbol debajo del cual ella se siente.” En el Libro 28, capítulo 23 continúa diciendo, “…las abejas, todos lo saben, rechazarán a sus hembras si son tocadas por una mujer que está menstruando… el mismo fuego, un elemento que triunfa sobre todas las demás sustancias, es incapaz de vencerla.”
(Extraído del Museum of Menstruation: http://www.mum.org/relespan.htm )

Para saber más:
http://en.wikipedia.org/wiki/Moon_goddess
http://www.menstruation.com.au/menstrualproducts/regulatewithmoon.html
https://listserv.heanet.ie/cgi-bin/wa?A2=ind9506&L=CELTIC-L&D=0&P=4355
http://www.bibliotecapleyades.net/dragons/esp_sociopol_dragonmoon.htm
http://userpages.umbc.edu/~korenman/wmst/menstruation3.html

Anuncios