Oimelc: la tierra vuelve a ser fértil



Nombres:
-Gaélico escocés: Là Fhèill Brìghde (El Día de Brigid); Imbolc; Oimelc
-Gaélico irlandés: Lá Fhéile Bríde; Imbolc; Oimelc
-Galo: *Ouiamelgtis
-Galés: Gwyl Ffraed
-Proto celta: *I-mbolg

Descripción general:

Esta festividad celebra el retorno de la fuerza del Sol y el principio del cambio hacia la primavera. Oimelc también se conoce como la fiesta de lo que fluye, dado que en ese momento nacen los corderos y las vacas empiezan a dar leche. Citando el FAQ de Paganachd: “Generalmente, tiene lugar en algún punto entre finales de Enero y finales de Febrero, en un momento en el que las temperaturas suben y el tiempo ya empieza a parecer primaveral. Pese a que aún haya nieve en el suelo, se pueden sentir los primeros trazos de la primavera.” Así pues, en esta fiesta se celebra el retorno de la fecundidad a la tierra.

“Para entender bien la fiesta del Imbolc, que es la fiesta propia de Brigid y se festeja el 2 de febrero, hay que tener en cuenta que los celtas eran una cultura agrícola en la cual el invierno representaba la muerte o el descanso de la naturaleza durante los meses oscuros y fríos que iba de la mano con la preocupación de la gente sobre si habría suficientes víveres para sobrevivir tanto para los hombres como para los animales.
(…) La fiesta de Imbolc es muy significativa por ser la promesa de tiempos mejores. Las primeras lluvias que funden parte de la gruesa capa de nieve, los días que se hacen más largos, las primeras tímidas plantas que sacan sus brotes de la nieve, pero sobre todo el nacimiento de los terneros y corderos. La leche de las madres es usada para beber, hacer queso y mantequilla, lo que podría decidir el porvenir de toda la tribu.
Imbolc o Brigida divide el invierno en dos, los meses más crueles ya han pasado, es la promesa de la primavera venidera.” (Extraído de la OBOD)

Etimología e historia:

Las evidencias que se han hallado sobre la celebración de Imbolc se basan sobretodo en testimonios supervivientes en la cultura rural. En la comunidad agraria, Imbolc se asocia con el principio de la época de lactancia de las ovejas, con la cual cosa no siempre empezaba el 2 de Febrero, sino que la fecha variaba en detrimento de cada localidad.

En irlandés, Imbolc viene a significar “en el vientre” (i-mbolg), hacienda referencia a los períodos de gestación del rebaño. También se le llama Oimelc “la leche de oveja”. El hecho que se tome como una referencia a Brigid es algo totalmente posterior al origen del nombre, pese a que hoy en día se considera que el nombre tiene algo que ver etimológicamente hablando con ello.

La leyenda y el mito de origen:

La leyenda dice que Imbolc es el día en que Cailleach reúne leña para el resto del invierno. Si necesita mucha madera para el largo invierno que se aproxima, hará que el día sea claro y soleado. Así pues, si el día de Imbolc es tormentoso y gris es un buen augurio, ya que Cailleach no se ha molestado en ir a recoger leña, por lo que el invierno está a punto de terminar. En cambio, si el día es bueno normalmente es una profecía que predice que habrá tormentas primaverales muy fieras

Según Paganachd: “Aún es debatible si el clima de Là Fhéile Bríde / Là Fhèill Brìghde determina el tipo de clima que hará el resto de la estación. Algunos CR piensan secretamente que la profecía de un invierno corto es lo que se espera como premio de consolación para el terrible clima del día de la fiesta. Algunos piensan que un poco de nieve el día de Bríde es un buen augurio, así como lluvia abundante en Lá Lúnasa.”

La leche:

En Irlanda, Là Fhèill Brìghde vino a reemplazar el festival pre-cristiano de Oimelc. No sabemos claramente por qué se une el concepto de la lactancia con el concepto de Brigid, aunque se podría concluir que en ambos casos tanto la figura de Brigid como la de esa festividad están ligadas a la vida y la abundancia en todos los sentidos.
El retorno de la abundancia de leche podría simbolizar el retoro de la abundancia en todos los aspectos que nutren la vida, y para eso se hace referencia a esta diosa-santa, para que bendiga con abundancia a la localidad.


Costumbres y formas de celebración:


-Los rituales implican hogueras y fuego, comidas especiales (lácteos sobretodo) y la adivinación y la profecía.

-La confección de Cros Bríde o cruces de Brigid y muñecas de paja que se quemarán o se colgarán y se bendecirán para garantizar protección durante todo el año.

-“Otras formas de adivinación se practican por Là Fhèill Brìghde también. En Escocia, los niños perseguían cuervos. La dirección en la que el cuervo vuela se considera que significa la dirección en la que la futura pareja reside, y hacia dónde estará su nuevo hogar.
(…)Tradicionalmente, se cree que Bríde camina por la tierra la víspera de la fiesta, y algunos dejan un artículo de ropa o una herramienta fuera, en la puerta, esperando que Bríde la bendiga mientras pasa por allí. Por la mañana, se buscan sus huellas en el suelo.” (Paganachd)

-Se hacen peregrinajes a manantiales y fuentes sagradas o locales, dado que Brigid es la protectora de esos lugares. Se dan ofrendas de comida y bebida a la fuente o manantial o se le canta y se le escribe poesía.

-Es un buen momento para experimentar con los estados de trance y extáticos, así como para llevar a cabo tareas de inspiración y creación artística. Es una de las festividades más domésticas y más calmadas del ámbito celta.

Fuentes:
http://druidry.org/obod/deities/brigid.html
http://www.tairis.co.uk/index.php/festivals/la-fheill-brighde
http://www.paganachd.com/

Anuncios